Fuente: Primera Edición (Diario de Misiones)

• Una especialista de la Asociación Argentina de Kinesiología recomienda el baile u otro tipo de movimiento como terapia, para flexionar la columna y estirar músculos •

POSADAS. El agitado ritmo de vida actual, sumado al ocio y las malas posturas, provoca el aumento constante de consultas y tratamientos kinesiológicos, según advirtieron profesionales locales e integrantes de la Asociación Argentina de Kinesiología, que el viernes y sábado estuvieron en Posadas brindando uno de los módulos del curso del Método Pilates.
Cada vez son más las personas que se acercan a los consultorios kinesiológicos para someterse a sesiones por problemas lumbares, cervicales o dorsales, generados por el estrés.
El licenciado José Morel (37), de la Asociación Madre Teresa de Calcuta “Funda Mater”, comentó que “advertimos que muchas personas se están acercando a consultas por estrés; manifiestan lumbalgias, neuralgias, adormecimiento de brazos debido a las tensiones diarias”.
Morel aclaró que “se evalúa al paciente para ver el tipo de tratamiento o terapia a aplicarle; de todos modos, es importante señalar que si no reduce las causas del estrés, no hay terapia kinesiológica que valga”.
De su parte, el licenciado Alberto Belloni (35), indicó: “Trabajamos en forma manual y con aparatos de alta complejidad en cualquier tratamiento; pero en los casos de contracturas por estrés la recuperación del paciente depende en mayor medida del trabajo manual del profesional”.

“Mas sedentarios y nerviosos”
Una de las profesionales consultadas por PRIMERA EDICION fue también la licenciada Laura Potenza, integrantes de la Asociación Argentina de Kinesiología, quien regularmente da clases en Posadas a profesionales de Misiones.
Potenza acotó que “la gente viene con contracturas lumbares, cervicales y dorsales; eso tiene que ver también con las malas posturas, porque se está mucho tiempo delante de un ordenador, delante de la tele, o todo el tiempo manejando; no es como en la época de las cavernas en que uno salía a cazar y tenía que andar trepándose a los árboles, tenía mucha movilidad el cuerpo; lo que ocurre ahora es que uno está mucho más sedentario, la columna tiene menos movilidad y eso produce rigidez muscular, a lo que se debe adicionar la tensión nerviosa”.
En este sentido la profesional explicó que las zonas donde mayores lesiones se producen son en las débiles, como las que tienen mucha movilidad: cintura, hombros, piernas y cuello.
Para Potenza la solución de esos problemas está en moverse constantemente. “Hay gente a la que no le gusta el deporte, simplemente debe hacer cualquier actividad que haga que su columna se flexione que sus músculos se estiren, que se oxigenen; es fundamental para evitar el estrés, cualquier actividad física, andar en bici, caminar con los chicos o bailar”, concluyó.
Suscribirte a Newsletter de MundoKinesio
Correo electrónico:
Consultar este grupo

RPG

Regional IV

AKD
IUGR