Fuente: Diario Clarín (27/11/2007)
Personas amputadas pudieron volver a tener la sensación de sus miembros perdidos luego de que científicos reconectaron los nervios a su pecho. Así lo revela un nuevo estudio publicado ayer por la revista "Anales de la Academia de Ciencias de los Estados Unidos" (PNAS).


Científicos del Instituto de Rehabilitación de Chicago y de la Universidad Northwestern reconectaron a sus pechos los nervios clave que anteriormente transferían las sensaciones de la mano hasta el cerebro.

Lo hicieron en dos pacientes. Uno de ellos, identificado como B.S.B., tiene 54 años y había perdido un brazo a la altura del hombro por un shock eléctrico. Nueve meses después, algunos nervios fueron transferidos a distintas áreas de los músculos pectorales izquierdos.

El otro caso es el de una joven de 24 años, identificada como S.T.H., con una amputación en su brazo izquierdo como resultado de un accidente de tránsito. A ella le hicieron una intervención similar a la del otro paciente, pero quince meses después de su lesión.

Luego de que los nervios se restablecieron en los músculos del pecho, se aplicaron diferentes estímulos: presión física, calor, frío e impulsos eléctricos a las áreas de los nervios. Y los pacientes dijeron que podían sentir sus brazos y manos faltantes cuando se les tocaban algunas zonas del tórax.

En algunas de las pruebas, los pacientes pudieron incluso especificar qué área de la mano podían sentir. La mujer, por ejemplo, precisó que percibía la sensación de que le estaban sacando un anillo del dedo anular.

El doctor Todd Kuiken, un investigador clave en esta área, destacó la importancia psicológica del avance. "El hecho de que toca algo con su mano prostética, y siente la mano, puede ser una mejora profunda en el ajuste y la aceptación emocionales de una prótesis como parte de su imagen del cuerpo" .

El objetivo, indicaron, es que "una persona amputada pueda un día tener la misma sensación con un miembro artificial, como si se tratara de su propio miembro".

Estos trabajos están en sintonía con uno de los objetivos del Revolutionizing Prosthetics Program de DARPA, la Agencia de Investigaciones de Defensa Avanzadas de los Estados Unidos, que se ha propuesto crear un miembro superior motor y sensorial que responda a un directo control neural. Lo hacen pensando en los soldados que regresan de las guerras con amputaciones. En febrero pasado se informó que estas prótesis podrían estar listas en dos años.

Suscribirte a Newsletter de MundoKinesio
Correo electrónico:
Consultar este grupo
RPG
Regional IV
AKD
IUGR