LA ADMINISTRACION DE ALIMENTOS Y FARMACOS DE EE.UU. EVALUA AUTORIZAR SU VENTA

Logró reducir las fracturas de columna en casi dos tercios de mujeres menopáusicas.

Por: the new york times. especial, Fuente:Clarín.

Según dos estudios difundidos este martes, el primero de un nuevo tipo de medicamentos para la osteoporosis logró reducir las fracturas de columna en casi dos tercios de mujeres menopáusicas y en hombres sometidos a terapia de supresión hormonal por cáncer de próstata.
El medicamento, llamado denosumab, bloquea la producción de las células llamadas osteoclastos, que rompen los huesos, y algunos médicos tienen esperanzas sobre su eficacia, facilidad de administración y aparente falta de efectos colaterales graves. De todos modos, es un agente biológico antes que un químico, lo que significa que es difícil de producir y podría convertirse en el medicamento para la osteoporosis más caro en un mercado de por sí atestado.

"Si va a ser más caro que el medicamento más costoso, no creo que se lo consuma mucho" opinó Frederick Singer, director del Programa de Enfermedades Oseas y Endocrinológicas en el Instituto del Cáncer John Wayne de Santa Mónica, que no participó de los estudios de testeo.

Un comité asesor de la FDA de Estados Unidos (Administración de Alimentos y Fármacos) se reunió este jueves para considerar la solicitud de Amgen de aprobación del medicamento, que se llamará Prolia y será recomendado para el tratamiento de la osteoporosis en mujeres y hombres en tratamiento por cáncer de próstata. En caso de ser autorizado, será el primer medicamento aprobado específicamente para el tratamiento de este tipo de pacientes masculinos.

Según la Fundación Internacional de Osteoporosis, la mitad de las mujeres y el 30 por ciento de los hombres sufrirán a lo largo de su vida alguna fractura relacionada con este mal. En tanto, cerca de un tercio de los dos millones de estadounidenses con cáncer de próstata se somete a tratamientos de supresión hormonal para evitar la liberación de hormonas que promueven la aparición de tumores, lo que aumenta significativamente su riesgo de osteoporosis.

"Desde un punto de vista científico, estas publicaciones son asombrosas", comentó Singer. El primer estudio incluyó a 7.686 mujeres de entre 60 y 90 años. La mitad recibió una inyección de denosumab cada seis meses durante tres años y la otra mitad, un placebo. En total, el 2,3% de las mujeres que recibió el medicamento había sufrido una fractura vertebral y el 0,7%, una de cadera, en contraste con el 7,2 y el 1,2% del grupo al que se le administró placebos.

Estudios anteriores de menor envergadura habían mostrado un aparente y pequeño aumento de los tumores en los pacientes tratados, pero esto no se observó en ninguno de los estudios nuevos. Este tipo de efectos colaterales potencialmente graves serán el tema central de la comisión de la Administración de Alimentos y Fármacos para decidir su aprobación.

TRADUCCION: Silvia S. Simonetti
Suscribirte a Newsletter de MundoKinesio
Correo electrónico:
Consultar este grupo

RPG

Regional IV

AKD
IUGR